Saltar al contenido

Tarta de roquefort, nueces y palmitos

Rate this post

Porciones: 8

INGREDIENTES

Masa
▷ 2 y ½ tazas de harina (300 gramos)
▷ 1 cucharadita de sal
▷ 1 cucharadita de polvo de hornear
▷ 3 cucharadas de nueces molidas
▷ 1 huevo
▷ 1 yema
▷ 150 gramos de manteca (mantequilla)
▷ 3 cucharadas de leche

Relleno
▷ 200 gramos de ricotta cremosa
▷ 1 cucharada de mostaza
▷ 250 gramos de queso roquefort
▷ 2 huevos
▷ 50 gramos de nueces picadas
▷ ½ taza de crema de leche (nata)
▷ 2 cucharadas de salsa blanca espesa
▷ 3 palmitos picados

PREPARACION

Masa. Tamizar la harina, sal y polvo de hornear. Ponerla en un recipiente y agregarle la manteca fría cortada en cubitos.

Pisarla con un tenedor hasta que la harina quede como granulada. Agregarle las nueces, luego el huevo y las yemas mezcladas con la leche. Unir todo y tomar la masa sin amasarla, solo trabajarla lo necesario hasta que quede de consistencia media.

Formar un bollo, envolverlo en papel film y dejarlo descansar en la heladera hasta que la masa esté bien fría. Tomar ¾ parte de la masa y estirarla dejándola de medio centímetro de espesor.

Forrar una tartera de 26 cm de diámetro sin enmantecar y dejarla en la heladera mientras se prepara el relleno.

Relleno. Procesar o pisar bien la ricotta y mezclarla con los huevos. Agregarle las nueces, la mostaza, el queso roquefort rallado, los palmitos picados en trozos no demasiado pequeños, la salsa blanca y la crema. Salpimentar a gusto. Volcar sobre la tarta, doblar los bordes y cubrir con el resto de la masa en forma decorativa.

Cocción. Llevar a un horno precalentado de 180º y dejar cocinar durante 10 minutos. Retirar. Pincelar con una yema y una cucharada de agua.

Terminar de cocinar hasta que esté dorada y bien cocida la masa