Saltar al contenido

Pizza agridulce super, con jamón, queso y ananá (piña)

Rate this post

Cantidad: 4 pizzas de 24 cm de diámetro

Fermento
▷ 30 gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca
▷ 1/2 taza de agua tibia
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 2 cucharadas de harina

Masa
▷ 1/2 kg de harina (500 gramos)
▷ 1/2 cucharada de sal fina
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 60 gramos de manteca pomada (o temperatura ambiente)
▷ agua tibia cantidad necesaria

Cubierta
▷ 3 cucharadas de aceite
▷ 1 cebolla mediana
▷ 2 latas de tomate envasada (500 cc)
▷ 3 cucharadas de vino blanco dulce
▷ Sal, pimienta a gusto
▷ 100 cc de crema de leche
▷ Rodajas finas de ananá en almíbar
▷ 300 gramos de jamón cortado en fetas finas
▷ 300 gramos de queso gruyere rallado grueso

PREPARACION

Salsa. Picar finamente la cebolla y rehogarla en el aceite. Agregarle los tomates triturados y el vino. Tapar la cacerola hasta que comience a hervir, destapar y dejar 5 minutos. Añadir los condimentos y la crema de leche. Dejar hervir 7 minutos más o hasta que tome consistencia de salsa. Retirar y dejar en reposo para que la salsa se asiente.

Fermento. Poner la levadura desgranada en un recipiente chico. Agregarle el azúcar y la harina. Luego el agua tibia y revolver hasta formar una crema. Tapar el recipiente y dejarlo en un lugar cálido durante 10 minutos aproximadamente.

Masa. Cernir la harina, la sal y el azúcar. Volcar en un recipiente grande. Incorporar la manteca e ir trabajándola con las manos hasta integrarla. Incorporar la levadura ya leudada y previamente mezclada. Mezclar primero y luego ir incorporando agua tibia hasta que se forme una masa tierna y pegajosa.

Amasado. Volcarla sobre la mesa y comenzar a amasarla ayudándose con algo de harina para evitar que se pegue. Agregar harina cada vez que sea necesario pero siempre poca cantidad. Amasarla hasta que quede elástica, lisa y que responda a cualquier movimiento sin que se contraiga. Este proceso lleva aproximadamente 10 minutos. Una vez pronta formar un bollo y colocarlo en un recipiente que tenga suficiente espacio como para que pueda distenderse.

Se cubre el recipiente con papel film (adherente) y luego con un paño.

Levado. Se deja hasta que duplique su volumen en un lugar cálido. Aproximadamente 30 o 40 minutos.

Cubierta. Con cada rodaja de ananá en almíbar se hacen dos para que queden más finas. El jamón se corta en juliana.

Armado de la pizza. Una vez levada se vuelca la masa sobre la mesada sin tocarla. Se divide en la cantidad de pizzas que se desea hacer, en este caso 4. Se toma una de las partes, se aplana un poco con las manos, se estira con el palote y se cubre el fondo del molde previamente aceitado. Se termina de acomodar con las manos aceitadas dejando más volumen de masa en los bordes. Lo mismo se hace con el resto.

Se cubre con salsa, luego con queso, jamón y rodajas de ananá. Se esparcen hilitos de aceite y se precalienta el horno a temperatura alta 200º o 220º. Se cocinan en la parte baja del horno.