Saltar al contenido

Pizza rellena de verdura y salsa de tomate y queso

Rate this post

Cantidad: 1 pizza de 32 cm de diámetro

INGREDIENTES

Fermento
▷ 20 gramos de levadura fresca o ½ cucharada de levadura seca
▷ 1/2 taza de agua tibia
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 2 cucharadas de harina

Masa
▷ 3 tazas de harina (360 gramos)
▷ 2 cucharaditas de sal fina
▷ 2 cucharaditas de azúcar
▷ 4 cucharadas de aceite
▷ Agua tibia cantidad necesaria

Relleno
▷ 3 cucharadas de aceite
▷ 2 tazas de acelga hervida, exprimida y picada
▷ 1 cebolla chica finamente picada
▷ Sal
▷ 3 dientes de ajo pelados y picados
▷ 1 morrón rojo picado (pimiento, ají dulce)
▷ 2 huevos duros cortados en rodajas
▷ ½ taza de queso parmesano rallado
▷ Sal, pimienta
▷ 50 gramos de bondiola en rodajas bien finas

Cubierta
▷ 1 taza de salsa de tomate
▷ 200 gramos de queso fresco rallado grueso

PREPARACION

Fermento. Poner la levadura en una taza grande. Agregarle el azúcar y la harina. Luego el agua tibia revolviendo hasta formar una crema. Tapar el recipiente y dejarlo en un lugar cálido durante 10 minutos aproximadamente. O hasta que haya espumado.

Masa. Cernir la harina, la sal y el azúcar. Colocarlo en un recipiente. Incorporarle el aceite con un poco de agua y mezclar.
Agregar la levadura e ir revolviendo agregándole más agua en la medida que sea necesario para formar una masa que se desprenda del recipiente. La masa en este punto se encuentra tierna y pegajosa.

Amasado. Volcarla sobre una superficie lisa y comenzar a amasarla. Para ello nos ayudamos con algo de harina sobre la mesada para evitar que se pegue. Siempre se trabaja con poca cantidad de harina, agregándole cada vez que sea necesario.

La masa se va transformando a medida que se amasa hasta que queda lisa, elástica y no se pega en la mesada. Se forma un bollo y se coloca en un recipiente ligeramente enharinado. Se cubre con papel film y se deja en un lugar cálido para que se relaje hasta duplicar su tamaño.

Levado. El tiempo de levado dependerá de la temperatura ambiente. Cuanto más cálido el lugar menos tiempo de levado.

Tiempo aproximado 30 o 40 minutos.

Relleno. Poner en una cacerola el aceite y dejar sobre el fuego hasta que se caliente. Agregarle la cebolla y algo de sal. Rehogarla sin que llegue a dorarse. Incorporar los pimientos picados y cocinar unos minutos para que se ablanden un poco. Añadir la verdura junto con los ajos picados, mezclar y condimentar a gusto. Saltear durante cinco minutos y luego retirar. Agregarle el queso rallado.

Armado. Una vez levada la masa se vuelca sobre la mesada, se amasa apenas para desgasificar y se divide en dos partes iguales.
Se estira con el palote una de las partes hasta que quede fina. Se forra una pizzera de 32 cm de diámetro previamente aceitada.

Se cubre con el relleno de acelga, luego con las rodajas de huevo y finalmente con la bondiola. Se tapa con la otra mitad de la masa ya estirada y se cierran los bordes. Se esparce hilitos de aceite por toda la superficie. Se deja en reposo durante 15 minutos.

Cocción. Cocinar en un horno moderado precalentado a 180º.  Retirar la pizza y cubrirla con la salsa de tomate caliente.

Continuar la cocción aumentando la temperatura a 195º hasta que esté cocida y crocante. Cubrir con el queso y dejar con el horno apagado hasta que el queso se derrita. Retirarla, aguardar unos minutos y luego cortarla.