Saltar al contenido

Empanadas de mariscos con arroz, mejillones y almejas

5 (100%) 2 votes

Cantidad: 18 aprox

INGREDIENTES

▷ Masa de empanadas envasadas para hornear o freír
▷ 1 y ½ tazas de arroz
▷ 150 gramos mejillones limpios picados
▷ 200 gramos almejas limpias picadas
▷ 1 morrón rojo bien picado (pimiento, ají dulce)
▷ 2 cebollas medianas bien picadas
▷ 50 gramos aceitunas negras descarozadas picadas o fileteadas
▷ perejil picado
▷ 1 huevo batido
▷ 2 huevos duros picados
▷ 2 dientes de ajos pelados y picados
▷ 1 cucharada pimentón dulce
▷ 2 cucharadas mantequilla
▷ 2 cucharadas queso parmesano rallado
▷ 1 cebollita verdeo picada bien fina
▷ 1 tomate picado
▷ aceite oliva cantidad necesaria
▷ salpimentar a gusto

PREPARACION
Cocinar el arroz hasta que esté al dente. Colarlo, enjuagarlo en agua fría y dejar que se escurra. Luego ponerlo en un bol y agregar las aceitunas negras, el perejil, los huevos duros y los dientes de ajos. Mezclamos y dejamos en el bol.

Tomamos una cacerola mediana y la ponemos al fuego con el aceite de oliva y la manteca. Una vez caliente le volcamos las cebollas, la cebollita de verdeo y sal.  Dejamos rehogar unos minutos e incorporamos el morrón.  Se deja un minuto y se agrega el tomate, los mejillones y las almejas junto con el pimentón.

Se mezcla bien, se tapa la cacerola, se apaga el fuego y se deja así durante 5 minutos.  Se vuelca esta preparación sobre los ingredientes que están en el bol. Agregamos el queso rallado y salpimentamos a gusto. Mezclamos e incorporamos el huevo batido. Llevar a la heladera para que el relleno quede bien firme y tome bien los sabores.

Armado de las empanadas. Distribuir el relleno entre las tapas de empanadas, colocándolo en el centro.  Se humedecen los bordes, se dobla la masa y se sella bien.  Se pueden terminar tanto con un repulgue como apretando los bordes con un tenedor.  En caso de cocinarlas al horno las pintamos con huevo batido y se llevan a horno medio ( 180º ) hasta que estén cocidas y doradas.  De hacerlas fritas se cocinan en abundante aceite caliente ( no hirviendo ) hasta que estén doradas. Apoyarlas sobre papel absorbente. Servirlas calientes.