Saltar al contenido

Pizza de pollo con salsa portuguesa

Rate this post

Cantidad: 2 pizzas grandes

INGREDIENTES

Espumado
▷ 50 gramos de levadura fresca o 2 cucharadas de levadura seca
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 2 cucharadas de harina
▷ ½ taza de agua tibia

Masa
▷ 1 kg de harina
▷ 2 cucharaditas de sal
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 3 o 4 cucharadas de aceite
▷ Agua tibia para tomar la masa

Cubierta
▷ 2 tazas de salsa portuguesa envasada
▷ 1 pechuga de pollo cocida (asada o hervida)
▷ 2 cucharadas de mayonesa
▷ 100 gramos de aceitunas verdes y negras fileteadas
▷ Orégano y tomillo
▷ Sal, pimienta
▷ Queso rallado

PREPARACIÓN

Espumado.
Se coloca en un tazón la levadura con el azúcar, la harina y el agua tibia. Se revuelve y se tapa el recipiente. Se deja descansar hasta que leve y se forme espuma en la superficie.

Masa.
Poner en un recipiente grande la harina, la sal, el azúcar y mezclar. Agregar el aceite, e incorporar la levadura disuelta.

Luego ir agregando agua tibia mientras se va revolviendo hasta unir todo formando una masa pegajosa.

Se vuelca sobre la mesa enharinada y se amasa trabajándola en forma continua ayudándose con algo de harina cada vez que sea necesario.

A medida que se va trabajando la masa se vuelve suave, elástica y deja de estar pegajosa. Se forma un bollo que se coloca en un recipiente grande para que pueda expandirse y duplicar su tamaño.

Cubrirlo con papel film y un paño. Dejar que descanse. Aproximadamente 30 o 40 minutos dependiendo de la temperatura ambiente del lugar.

Cubierta.
Picar la pechuga de pollo y agregarle las aceitunas picadas. Incorporar la mayonesa y mezclar. Sazonar con sal y pimienta a gusto.

Reservar.

Armado de la pizza
Aceitar los moldes de pizzera de 30 cm de diámetro. Volcar la masa levada sobre la mesa ligeramente aceitada y amasarla apenas para retirarle todo el aire acumulado.

Dividirla en dos partes iguales. Estirarlas con el palote al tamaño de los moldes.

Cubrir bien el fondo con la masa extendiéndola con las manos aceitadas. Cubrir el fondo de cada pizza con la mitad restante de la salsa portuguesa. Sobre la salsa colocar la preparación de pollo distribuyendo la mitad sobre cada pizza. Espolvorear con queso rallado.

Espolvorear con orégano. tomillo y con hilitos de aceite. Dejar descansar unos 15 minutos para que leve.

Llevar a cocinar en un horno precalentado a 200º en la parte baja del horno. Si el horno está bien caliente en aproximadamente 10 minutos la masa está cocida y crocante.

El tiempo de cocción no es exacto ya que varía de acuerdo a cada cocina.