Pizza con una salsa rápida y fresca




Rate this post

Porciones: 6

INGREDIENTES
Levadura
½ cucharada de levadura fresca o 15 gramos de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
1 cucharada de harina
¼ taza de agua tibia (62cc.)

Masa
2 y ½ tazas de harina (300 gramos)
½ cucharada de azúcar
1 cucharadita de sal
3 cucharadas de aceite
2 cucharadas de queso rallado
1/2 taza de agua tibia (125cc.)

Cubierta
2 tomates medianos y maduros
2 zucchini largos
2 berenjenas
Hojitas de albahaca
Hojitas frescas de tomillo
1/2 taza de queso parmesano rallado
Sal, pimienta
aceite cantidad necesaria

PREPARACION
Espumado. Poner la levadura en una taza junto con el azúcar y la harina. Agregar el agua tibia revolviendo hasta formar una crema. Tapar y dejar que espume durante 10 minutos.

Masa. En un tazón se mezcla la harina, el azúcar y la sal. Se incorpora el aceite y se integra bien con las manos.
Se añade la levadura ya espumada revolviendo con una cuchara de madera.
Luego de a poco y revolviendo siempre se agrega el resto del agua.
Primero se revuelve bien hasta que los ingredientes se incorporen y una vez que la masa se desprende del recipiente se vuelca sobre la mesa de trabajo y se trabaja amasándola hasta que se vuelva suave, lisa, elástica y nada pegajosa.

Se forma un bollo y se pone en un tazón.
Se cubre el tazón con papel film y se deja en reposo en un lugar templado para que se relaje tranquila y duplique su tamaño. Aproximadamente 30 o 40 minutos puede llevar este proceso si bien depende mucho de la temperatura ambiente. A mayor temperatura menor tiempo de levado.

Mientras se prepara la cubierta. Se lavan los tomates y se cubetean (cortados en cubos)y se colocan en un recipiente.
Aparte, se cortan los zucchini y las berenjenas en cubos pequeños.
Colocar unas cucharadas de aceite en una cacerola y llevar al fuego hasta que esté caliente.
Volcarle los zucchini y las berenjenas y remover enseguida salteándolos solo un poco.

Salpimentarlos y casi al final de la cocción, agregarle las hojitas de albahaca cortadas a mano y las hojitas de tomillo.
Retirar.

Una vez pronta la masa se vuelca sobre la mesa ligeramente enharinada y se mueve un poco con las manos para desgasificarla y que vuelva a su tamaño inicial. Luego se estira con el palo de amasar hasta lograr el tamaño del molde.
En este caso se emplea un molde de pizzera de 30cm de diámetro aceitada. O puede ser rectangular.

Se esparcen los tomates y se coloca unos 5 minutos en un horno bien fuerte 200º.
Se retira y se incorpora los zucchini y las berenjenas previamente algo salteadas y mezcladas con la mitad del queso parmesano.
El resto del queso se espolvorea al final.
Se esparce hilitos de aceite.

Se deja unos 10 minutos en reposo en un lugar cálido.
Se vuelve a colocar en el horno hasta terminar de cocinar.
El punto de cocción es cuando la base está crocante y la superficie está cocida y húmeda.