Saltar al contenido

Pizza con salsa boloñesa

Rate this post

Cantidad: 1 grande o 2 medianas

INGREDIENTES

Masa
▷ 20 gramos de levadura de cerveza fresca o ½ cucharada de levadura seca
▷ 4 tazas de harina (480 gramos)
▷ 1 cucharadita de azúcar
▷ 1 cucharadita de sal
▷ 3 cucharadas de aceite de oliva u otro
▷ ½ taza de agua tibia

Cubierta
▷ 3 cucharadas de aceite
▷ 3 dientes de ajo sin pelar
▷ 300 gramos de carne picada magra
▷ Sal, pimienta a gusto
▷ 1 cucharadita de orégano
▷ 2 cucharadas de queso rallado
▷ 7 aceitunas negras fileteadas
▷ 1 taza de puré de tomate envasado (250 gramos)
▷ 3 hojas grandes de albahaca
▷ 1 cucharadita de tomillo
▷ 2 cebollas medianas
▷ 3 huevos duros cortados en rodajas

PREPARACION
Poner en un tazón la harina, el azúcar y la sal. Incorporar el aceite a la mezcla de harina. Hacer un hueco en el centro y agregarle la levadura desgranada y de a poco agua tibia mientras se va tomando la masa. Una vez unidos los ingredientes se vuelca sobre la mesada y se amasa en forma continua hasta que esté lisa y elástica.

La cantidad de agua puede variar en algo de acuerdo al refinamiento de la harina pero la textura de la masa debe quedar bastante firme ya que luego se incorporan más ingredientes que aportan humedad a la masa.

Se forma un bollo y se coloca en un recipiente con capacidad suficiente como para que la masa pueda distenderse y duplicar su tamaño. Se cubre el recipiente con papel film y se deja en un lugar cálido para que la masa se relaje. El tiempo de levado dependerá de la temperatura ambiente del lugar. Aproximadamente puede llevar 30 minutos.

Cubierta. Poner una cacerola sobre el fuego y dejar que caliente. Incorporar el aceite y los ajos enteros sin pelar. Dejarlos hasta que desprendan todo su aroma, retirarlos y agregarle la carne picada. Ir mezclando hasta que la carne cambie de color. Retirar del fuego. Agregar orégano y salpimentar.

Añadir el puré de tomate y las hojas de albahaca cortada en trocitos. Retornar al fuego y cocinar algunos minutos. Retirar, agregar el tomillo, el queso rallado y las aceitunas. Dejar entibiar.

Armado. Volcar la masa sobre la mesada ligeramente enharinada y estirarla con ayuda de un palo de amasar hasta lograr el tamaño deseado. Aceitar la pizzera y acomodar la masa. Cubrir con la salsa y dejarla descansar 10 minutos en un lugar cálido para que la masa vuelva a levar.

Cocinarla en un horno caliente a 210º con calor de abajo. Con esto se logra que la base de la pizza quede firme y crocante. La cubierta quedará cocida pero sin secarse demasiado. Aproximadamente de 12 a 15 minutos de horno. Una vez pronta se retira y luego de unos minutos se corta en porciones.

Detalles. Para saber si la pizza está cocida se levanta uno de los bordes con una espátula y si éste se desprende fácilmente sin ofrecer resistencia y su base está firme nos indica que está bien cocida.