Saltar al contenido

Pìzza integral de tomate y berenjena

Rate this post

Pizza integral que queda deliciosa, es que la pizza es nuestra compañera los fines de semana. La podemos incluir en toda ocasión y ella siempre nos hace quedar bien. Es noble y fiel por excelencia ya que nunca nos defrauda.

Cantidad: 1 pizza 30 y 1 de 22 cm

INGREDIENTES

Fermento
▷ 25 gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 2 cucharadas de harina
▷ 1/2 taza de agua tibia

Masa
▷ 1 taza de harina integral (120 gr)
▷ 1 taza de agua caliente (250 cc)
▷ 1 cucharada de azúcar negra
▷ 1 cucharadita de jengibre en polvo
▷ 2 cucharaditas de sal
▷  2 cucharadas de aceite de oliva
▷ 3 tazas de harina (360 gramos)
▷ 1/2 taza más de agua tibia aproximadamente

Cubierta
▷ 1/2 kg de berenjenas medianas
▷ 1 cucharada de aceite de oliva
▷ sal, pimienta
▷ 2 tazas de salsa de tomate envasada
▷ 200 gramos de queso parmesano rallado
▷ 200 gramos de queso mozzarella rallado
▷ Hojas de albahaca a gusto
▷ Tomillo y orégano a gusto

PREPARACION

Berenjenas. Lavar las berenjenas y cortarlas a lo largo en rodajas de medio centímetro de espesor. Acomodarlas en una rejilla de horno. Condimentarlas a gusto y esparcir hilitos de aceite.

Grillarlas de ambos lados. Poner en un recipiente la salsa de tomate y el queso parmesano rallado. Reservar.

Masa. Poner en un recipiente grande la harina integral y el agua caliente. Mezclar y dejar 10 minutos hasta que se hidrate.

Agregarle el azúcar negra, el jengibre, la sal y el aceite de oliva revolviendo bien. Incorporar la mitad de la harina y la levadura ya fermentada. Revolver con cuchara de madera. Agregar el resto de la harina y el resto del agua de a poco hasta formar una masa blanda y tan pegajosa que no se puede trabajar con las manos.

Se deja así, se cubre con un papel film o nailon y luego con un paño para que tome temperatura y leve rápidamente. Esta masa va a levar más rápido ya que todos los ingredientes que la componen están tibios.

Dejarla en reposo hasta que su volumen se haya duplicado.

Armado de la pizza. Se emplean dos pizzeras generosamente aceitadas de 30 cm y de 22 cm de diámetro. Se reparte la masa en ambas, acomodándolas con las manos aceitadas ya que la masa es muy pegajosa. Cubrir bien el fondo de las pizzeras con la masa.

Esparcir en cada una de ellas la salsa de tomate. Cubrir con hojas de albahaca. Colocar encima las rodajas de berenjenas grilladas.

Cubrir todo con ambos quesos rallados y mezclados.

Esparcir tomillo y orégano a gusto. También pimienta negra recién molida. Terminar con hilitos de aceite.

Dejarlas en reposo 15 minutos aproximadamente y luego cocinarlas en un horno bien caliente y con mucho calor de abajo.
Ir rotándolas para que se cocinen parejas y queden con un piso bien crocante.

El resultado a nuestro criterio es muy bueno, pudiéndose apreciar los distintos sabores sin que uno predomine más que el otro.
Al degustarla pausadamente comprobamos que los ingredientes que la forman están debidamente equilibrados.

La recomendamos ampliamente.