Saltar al contenido

Pizza casera de zapallitos y berenjenas asadas

5 (100%) 2 votes

Cantidad: 2 pizzas de 30 cm de diámetro

INGREDIENTES

Masa
▷ 40 gramos de levadura fresca (o 1 y 1/2 cucharada de levadura seca)
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 5 tazas de harina (600 gr)
▷ 1/2 cucharada de sal
▷ 50 gramos de manteca (mantequilla) pomada
▷ 300 cc de agua tibia aprox.

Cubierta
▷ 2 tazas de salsa de tomate pizzera
▷ Orégano
▷ Tomillo
▷ 2 berenjenas medianas
▷ 2 zapallitos medianos (zucchini, zapallito de tronco)
▷ 400 gramos de queso mozzarella
▷ 50 gramos de queso parmesano

PREPARACION

Masa. Poner la harina en un bol junto con el azúcar y la sal. Agregar la manteca pomada incorporándola con las manos.  Añadir la levadura en un costado de la harina, desgranándola con las manos e incorporar un chorro de agua tibia para ayudar a disolverla.

Continuar agregándole agua de a poco hasta formar groseramente una masa que se desprenda de los bordes del bol. Volcarla sobre la mesada y comenzar a amasarla ayudándonos con un poco de harina para que no se pegue demasiado. Trabajarla con las manos hasta que notemos que la masa ya no se pega en la mesa ni en las manos. Está elástica y suave. Formar un bollo.

Poner el bollo en un recipiente holgado, ligeramente enharinado o aceitado y cubrir el bol con papel film o un nailon para que tome temperatura y la masa leve más rápido. Colocarlo en un lugar templado aproximadamente 40 minutos o hasta que duplique su tamaño.

Aparte, lavar las berenjenas y los zapallitos y cortarlos en tajadas. Las berenjenas a lo largo. Colocarlas sobre una parrilla, salpimentarlas y espolvorearlas con orégano y tomillo a gusto. Rociarlas con hilitos de aceite de oliva y llevarlas a una parrilla o directamente al horno hasta que estén asadas.

Una vez levada la masa volcarla sobre la mesada y moverla para desgasificarla o sea quitarle todo el aire y vuelva a su tamaño original. Dividirla en dos partes iguales. Tomar una de ellas y estirarla con un palote al tamaño de la placa elegida. Aceitar bien el molde, apoyar la masa y con los dedos ir corriéndola hacia los bordes formando pocitos en la masa.

Repetir lo mismo con la otra mitad de masa.

Esparcir 1 taza de salsa en cada una y acomodar en forma decorativa las tajadas de berenjena y de zapallitos en forma alternada.
Dejar descansar aprox. 15 minutos y llevar a un horno bien caliente de 200º colocando la pizza de modo que reciba más calor de abajo que de arriba. Una vez que la pizza formó piso se retira y se agrega la mozzarella rallada y mezclada con el queso parmesano.

Se vuelve a llevar a horno unos minutos para que el queso se derrita. Se le puede esparcir aceitunas fileteadas si se desea.

Retirar, esperar unos minutos, cortar y servir.