Saltar al contenido

Pizza agridulce de melón y jamón

Rate this post

Cantidad: 1 pizza redonda de 30 cm de diámetro

INGREDIENTES

Levadura
▷ ½ cucharada de levadura fresca
▷ 1 cucharadita de azúcar
▷ 1 cucharada de harina
▷ ¼ taza de agua tibia (62 cc.)

Masa
▷ 2 y ½ tazas de harina (300 gramos)
▷ ½ cucharada de azúcar
▷ 1 cucharadita de sal
▷ 3 cucharadas de aceite
▷ 2 cucharadas de queso rallado
▷ 1/2 taza de agua tibia (125 cc.)

Cubierta
▷ 2 tomates medianos y maduros
▷ ½ melón chico bien maduro
▷ 150 gramos de jamón cocido cortado en rodajas finas
▷ 150 gramos de queso mozzarella
▷ Aceite para esparcir

PREPARACION

Espumado. Poner la levadura en una taza junto con el azúcar y la harina. Agregar el agua tibia revolviendo hasta formar una crema. Tapar y dejar que espume durante 10 minutos.

Masa. En un tazón se mezcla la harina, el azúcar y la sal. Se incorpora el aceite integrándolo bien con las manos. Se añade la levadura ya espumada revolviendo con una cuchara de madera. Luego de a poco y revolviendo siempre se agrega el resto del agua.

Primero se revuelve bien hasta que los ingredientes se incorporen y una vez que la masa se desprende del recipiente se vuelca sobre la mesa de trabajo y se trabaja hasta que se vuelve suave, lisa, elástica y nada pegajosa.

Se forma un bollo y se pone en un tazón. Se cubre con papel film y se deja en reposo en un lugar templado para que se relaje y duplique su tamaño. Aproximadamente 30 o 40 minutos puede llevar este proceso si bien depende mucho de la temperatura ambiente. En un lugar cálido y alejado de corrientes de aire el levado se logrará en menos tiempo.

Una vez pronta la masa se vuelca sobre la mesa ligeramente enharinada y se mueve un poco con las manos para desgasificarla y tornarla a su tamaño inicial. Luego se estira con el palo de amasar hasta lograr el tamaño del molde.

En este caso se emplea un molde de pizzera de 30 cm de diámetro aceitada. Se cubre el fondo con la masa y sobre la misma se colocan los tomates cortados en rodajas finas y se salpimientan. Se agregan hilitos de aceite y se cubre con el jamón cocido.

Se deja en reposo hasta que leve. Mientras tanto precalentamos el horno a 200º.

Se cocina durante 10 minutos y se retira nuevamente para cubrirla con el queso mozzarella y el melón cortado en rodajas finas.
Nuevamente al horno hasta que termine de cocinarse y la masa esté crocante y el queso totalmente derretido.

Retirar, esperar unos minutos. Luego cortarla y servirla.