Saltar al contenido

Pizza de harina de maíz y salsa de tomate con ricota

4.6 (92%) 5 votes

INGREDIENTES
▷ 1 litro de leche (1000 cc.)
▷ 300 gramos de harina de maíz de cocimiento rápido
▷ 2 cucharaditas de sal
▷ 3 cucharadas de queso rallado
▷ 1/2 kg de zanahorias
▷ Sal y pimienta

Salsa
▷ 2 cucharadas de aceite
▷ 1 cucharada de manteca (mantequilla)
▷ 1 cebolla grande cortada bien chiquita (corte brunoise)
▷ 1 morrón rojo mediano (pimiento, ají dulce) (corte brunoise)
▷ 3/4 kg de tomates pelados cortados en cubitos (corte concasse)
▷ 1 cucharadita de azúcar
▷ 2 dientes de ajo pelados y picados
▷ Sal, pimienta y nuez moscada
▷ 300 gramos de ricota cremosa
▷ 1 espinaca cocida al vapor
▷ 100 gramos de queso parmesano rallado

PREPARACION

Salsa. Rehogar la cebolla en el aceite y la manteca caliente. Agregarle algo de sal y los dientes de ajo. Incorporarle el morrón rojo y luego los tomates. Mezclar y añadir el azúcar, sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Dejar que se cocine a fuego medio hasta que tome consistencia de salsa.

Polenta. Ponemos en una cacerola la leche y la sal. Llevamos al fuego y una vez que rompe hervor, retiramos del fuego y agregamos la harina de maíz batiendo enérgicamente hasta que esté incorporada y sin grumos. Llevamos nuevamente al fuego revolviendo constantemente. Esta preparación espesa enseguida. Se cocina a fuego lento y revolviendo siempre durante dos o tres minutos o siguiendo las instrucciones del paquete.

Zanahorias. Limpiar las zanahorias y ponerlas enteras en una cacerola con agua hirviendo y dejarlas hasta que estén tiernas y con la cacerola tapada. Una vez a punto se retiran del agua y se pisan hasta formar un puré. Se incorpora el puré a la polenta mezclando, y una vez unido se agrega las cucharadas de queso rallado. Se condimenta con sal, pimienta y nuez moscada recién rallada a gusto.

Se vuelca esta preparación sobre una placa ligeramente mojada y se alisa con una espátula hasta darle un grosor parejo.

Una vez que tome temperatura ambiente se lleva al refrigerador hasta que esté bien fría y firme.

Se retira y se cortan con un cortante redondo dos pizzas. Se cubre con la salsa y se esparce la ricota previamente mezclada con el queso parmesano. Sobre la ricota se coloca la espinaca cocida al vapor y condimentada con sal y pimienta. Espolvorearla con un poco de queso rallado.

Se lleva a un horno moderado de 180º hasta que la pizza esté caliente. Se retira y luego de unos minutos se sirve.