Saltar al contenido

Focaccia a la romana

5 (100%) 1 vote

Cantidad: 1 mediana o 16 porciones

INGREDIENTES

Espumado
▷ 25 gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 2 cucharadas de harina
▷ ½ taza de agua tibia

Masa
▷ 1/2 kg de harina 000 (o la que puedas conseguir)
▷ ½ cucharada de sal
▷ 1 cucharada de azúcar
▷ 1 taza de agua tibia (250cc)
▷ ½ cebolla roja bien picada
▷ 6 cucharadas de aceite de oliva
▷ 1/2 kg de cebolla blanca y roja picada
▷ 4 dientes de ajo picados
▷ Orégano y tomillo seco a gusto

 

PREPARACION

Espumado. Poner la levadura en un recipiente. Agregarle el agua tibia, el azúcar y la harina. Mezclar bien todo hasta formar una crema.
Tapar el recipiente y dejarlo 10 minutos o hasta que la levadura espume y leve.

Masa. Poner en un recipiente grande la harina, la media cebolla picada, la sal y el azúcar. Mezclar y agregar la levadura espumada y 3 cucharadas de aceite de oliva. Revolver hasta que los ingredientes que incorporamos se integren y se vaya formando la masa.  Ir agregándole más agua a medida que se va formando la masa para que quede blanda y pegajosa.

Volcar sobre la mesa e ir amasándola ayudándose con un poco de harina. Mientras se va amasando la masa va cambiando su textura transformándose en lisa, elástica y nada pegajosa.  Colocarla en un bol lo suficientemente grande como para que la masa pueda levar y duplicar su tamaño sin problema de espacio. Cubrir el bol con papel film o nailon.

Mantenerla en un lugar cálido, fuera de corrientes de aire durante todo el proceso.

Aparte, picar la cebolla blanca y roja. Ponerla a rehogar con las 3 cucharadas restante de aceite y algo de sal. Agregarle los ajos picados y cocinar hasta que la cebolla esté blanda y transparente.

Una vez levada la masa volcarla sobre la mesa y trabajarla un poco para eliminar todo el aire que fue ingresando a la masa. Una vez que volvió a su tamaño original estirarla con el palo de amasar hasta que el tamaño obtenido cubra el fondo del molde elegido.

El molde o la placa elegida previamente se aceita generosamente y luego se apoya la masa. Sobre esta se distribuye la cebolla rehogada y se esparce orégano y tomillo a gusto.  Se deja que leve y recién se coloca en la parte baja de un horno precalentado a 200º, durante 25 o 30 minutos o hasta que esté cocida y dorada.  Retirar, esperar 5 o 10 minutos, cortar y servir enseguida.

También tienes que probar la receta de focaccia rellena, que puedes encontrar haciendo clic aquí.