Saltar al contenido

Calzone de champiñones con atún

Rate this post

Cantidad: 2

INGREDIENTES

Masa 
3 tazas de harina (360 gramos) 000 o la que consigas
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
½ taza de aceite (125 cc)
60 gramos de mantequilla
½ taza de agua caliente (125 cc)
Sal

Relleno
1 lata de 250 gramos de atún en aceite
3 huevos duros
3 o 4 cucharadas de aceite
1 cebolla
1 morrón rojo (pimiento, ají dulce)
300 gramos de champiñones
2 tomates firmes, grandes
50 gramos de aceitunas fileteadas
1 cucharadita de salsa barbacoa (optativo)
½ cucharadita de salsa Brava (picante) (optativo)
Sal, pimienta a gusto

PREPARACIÓN
Masa. Poner en el bol del procesador la harina, el polvo de hornear, la sal, la mantequilla y el aceite. Procesar hasta integrar todos los componentes. Agregarle el agua caliente y procesar solo hasta formar la masa. La masa está pronta cuando se forma una bola que se desprende de las paredes.  Retirar del bol, formar un bollo y dejarlo descansar cubierto con un paño mientras preparamos el relleno.

Relleno. Picar la cebolla y rehogarla en el aceite. Agregarle algo de sal mientras se está rehogando. Agregarle el morrón picado, los champiñones picados, los tomates pelados y picados y las aceitunas fileteadas.

Dejar cocinar 10 minutos y retirar.  Incorporarle el atún y los huevos duros picados. Mezclar y condimentar a gusto.  Dejar que el relleno se enfríe bien antes de usar.

Armado. Tomar la mitad de la masa y estirarla con el palote en forma circular hasta que esté bien fina sin llegar a transparente.

El tamaño del círculo de estos calzone es de 35 a 40 cm de diámetro cada uno. Se pinta con aceite la mitad del círculo y se distribuye la mitad del relleno. Se cubre con la otra mitad de masa y se forma un repulgue todo alrededor.  Con ayuda de una espátula ancha se apoya en una placa aceitada. Lo mismo se hace con la otra masa.  Luego se pintan con huevo semibatido y se espolvorean con azúcar.

Cocinar en un horno moderado a 180º precalentado durante 20 minutos o hasta que la masa esté cocida y algo dorada.